BASOHIRIA

2019

ARQUITECTURAS M-L

BASOHIRIA. La ciudad del bosque

1. El Paisaje Rur-Urbano
Imaginemos una palabra nueva en el diccionario: Basohiria. ¿Qué significa? Si el término “caserío” (en euskera, ‘baserri’), nace de la unión espontánea entre ‘baso’ (bosque) y ‘herri’ (pueblo), “basohiri” es la unión entre el ‘baso’ (bosque) e ‘hiri’ (ciudad). El proyecto Basohiria (La Ciudad del Bosque) reflexiona sobre las domesticidades productivas que ensamblan lo rural y lo urbano, a través de una arquitectura que promueve la biodiversidad, se construye desde la sostenibilidad y la eficiencia energética, y gestiona sus espacios comunitarios de un modo participativo.
Basohiria propone un contexto rur-urbano que favorece la relación con San Sebastián y valle del Oria, tejiendo alianzas económicas y afectivas con su contexto rural próximo. El proyecto potencia dinámicas como la autosuficiencia, el bajo impacto ambiental -más monte y suelo virgen, y menos asfalto-, la movilidad verde o la reducción del consumo mediante el fomento de recursos compartidos.

2. El Caserío colectivo
Basohiria explora la hipótesis del caserío como tipología de vivienda colectiva. Si el caserío tradicional es habitado por una familia de humanos acompañada de animales domésticos, Basohiria es el hábitat de una comunidad productiva de familias contemporáneas de humanos y no humanos. Basohiria gestiona también el equilibrio entre espacios públicos, compartidos y privados, entre comunidad interna y externa, y lo hace de manera accesible, ecológica y cooperativa.
Basohiria propone un modelo de gestión compartido del territorio, integrando en el área de intervención espacios dotacionales, espacios compartidos, servicios privados, espacios exteriores cubiertos para el encuentro social en invierno y verano, y también espacios libres como huertos, parques, bosques o espacios deportivos combinados con aparcamientos reversibles.

3. Vivienda ampliada y productiva
Basohiria explora modelos de gestión doméstica en régimen de alquiler. La vida nómada y la temporalidad propias del alquiler se complementan con un modelo abierto de gestión de espacios y recursos compartidos, permitiendo tejer alianzas internas y próximas. Cada vivienda parte de una condición transformable y adaptable, integrando posibilidades de producción privada; además cada casa cede 15m2 para poder generar 1500m2 de espacios compartidos especializados, que albergan usos productivos según lógicas de colaboración versátiles, facilitando el teletrabajo, el emprendimiento o el ooperativismo.
La arquitectura de Basohiria se construye con pieles y mobiliario dinámico, fachadas naturales de aislante y corcho, o espacios invernadero que favorecen estrategias bioclimáticas y permiten naturalizar los interiores promoviendo biodiversidad.

Créditos

Autoría: Lys Villalba Rubio, Ángela Juarranz Serrano, Enrique Espinosa Pérez, María Andrés Rodríguez, Maé Durant Vidal-Pezestudio
Cliente: Europan 15
Localización: Lasarte-Oria, Euskadi. España.
Año de realización: 2019